La pitaya es una fruta exquisita nativa del Amazonas pero cultivada en muchas regiones tropicales. Este fruto de un cactus que por alguna razón nos recuerda a un dragón tiene muchas propiedades naturales y beneficios para la salud. Con ella se pueden hacer recetas fitness increibles que te ofrecemos en este portal dedicado exclusivamente a este fruto único.

Por si fuera poco te enseñamos cómo sembrar pitaya en el caso de que quieras cultivarla tu mismo.

Origen y lugares de cultivo

La pitaya también conocida como fruto del dragón fue descubierta por los conquistadores españoles en forma silvestre en América Central, las Antillas, México y Colombia.

La producción de este fruto se ha expandido a otras regiones del mundo, siendo los principales productores: Nicaragua, Colombia, Ecuador, Perú, Vietnam, Tailandia, Malasia e Israel (Basantes Paredes, 2017).

Especies de Pitaya

La pitahaya también llamada fruta del dragón, pertenece a la familia Cactaceae, por tanto es muy resistente a las sequías (Esquivel, 2004).

Se distinguen dos tipos: la pitahaya roja y la amarilla, con pulpa blanca o roja, dependiendo de la variedad.

Las especies H. undatus, H. polyrhizus, H. costaricensis, H. triangularis y H. purpusii, conocidas como pitahaya roja, se cultivan principalmente en América Central e Israel.

Mientras que la pitahaya amarilla (Selenicereus spp.) se produce en Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela (Montesinos Cruz, Rodríguez-Larramendi, Ortiz-Pérez, Fonseca-Flores, Ruiz Herrera y Guevara-Hernández, 2015).

Descripción del Fruto

Los frutos de las cactáceas trepadoras –plantas que crecen comúnmente sobre árboles y piedras, debido a que no se pueden sostener por sí mismas- se conocen en América Latina como pitahaya (Esquivel, 2004). 

Esta fruta es una baya ovoide que tiene un color rojo o amarillo. La pitahaya roja posee una corteza gruesa con brácteas, mientras que la amarilla tiene una cáscara con ligeras espinas.

El mesocarpio es la parte comestible constituida por una pasta mucilaginosa con pequeñas semillas blandas comestibles (Nerd, et al., citado por Esquivel y Araya Quesada, 2012).

Usos alimenticios de la Pitaya o Fruto del dragón

El uso de la pitahaya es fundamentalmente alimenticio; asimismo pueden consumirse las flores como legumbre y los brotes tiernos como hortaliza fresca.

Los tallos maduros también se emplean como forraje para el ganado y la alimentación de aves de corral (Montesinos Cruz, Rodríguez-Larramendi, Ortiz-Pérez, Fonseca-Flores, Ruiz Herrera y Guevara-Hernández, 2015).

Otros usos industriales

Esta fruta tiene mucho potencial agroindustrial. La pitahaya del genotipo Hylocereus se destina a la producción de pulpa, siendo prometedora tanto como fruta fresca como liofilizada (especialmente de rodajas de pitahaya amarilla Selenicereus spp.), incluyendo su uso como colorante natural.

Al mismo tiempo, la pulpa puede ser empleada en la producción de alimentos procesados como mermeladas, jugos, dulces, helados, entre otros (Esquivel y Araya Quesada, 2012).